A mi abuela

“Mamá ya no llores, ahora ella está más cerca, ya no está afuera de ti, está adentro en tu corazón” (Ale, 6 años)

Ayer dejó de latir su corazón sólo 5 meses después del último latido de él. Todos dicen que lo siguió porque lo extrañaba.

Han sido días difíciles, en 5 meses pasamos por 2 funerales y varias semanas de hospital por diferentes motivos, pero hoy en  honor a ella hay que ver hacia adelante, con la cara en alto y una sonrisa dibujada sinceramete en la boca.

Bendita tecnología que me permitió verla por última vez hace unos días gracias a “Facetime”, nunca se me va a olvidar cómo nos reímos, esa risa suya que hoy está dando un loop interminable en mi cabeza y la escucho como si estuviera junto a mí.

No era como algunas abuelas de lentes y cuentos; ella era frontal, hablaba con la sinceridad de un niño pequeño, muy trabajadora, irreverente, suspicaz, elocuente y muy chistosa.

Hoy se cierra un ciclo, estoy agradecida y feliz de llevar en la sangre un pedacito de ella.

Como siempre que pasan estas cosas ahí viene el cliché; vivamos con pasión, con alegría de estar bien, de tener a los nuestros con nosotros, besemos con ganas, atesoremos cada momento, no dejemos de decir nada a nadie, hay que amar, bailar, cantar, reír con fuerza y llorar; dejémosle claro a la muerte que si nos quiere llevar no se está llevando a cualquiera.

Adiós abuela, hasta que un día nos volvamos a encontrar.

grandma

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s